Pessoas Que Se Relacionam Com Animais

Esa relación tan singular con los perros y con los gatos: la familia multiespeciy también y sus metáforas1

That special relation to cats and dogs. Thy también multispecies family and its metaphors

Essy también relacionamento tão singular com cachorros y también gatos: a famíliamultiespéciy también y también suas metáforas


*
Myriam Acero Aguilar 2tres maceroa

Esa relación tan singular con los perros y con los gatos: la familia multiespeciy también y sus metáforas1

Tabula Rasa, núm. 32, pp. 157-179, 2019

Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca


Resumen: El presente artículo de investigación analiza los edificios sociales de la relación moderna con los perros y los gatos en contextos urbanos. Para esto, se recurrió a un estudio etnográfico a partir de la observación de prácticas que las familias tienen con estas especies en diversos contextos de la ciudad dy también Bogotá. Lo anterior desde los Estudios Humano Animal en combinación con el enfoquy también del construccionismo social dy también la realidad. El resultado principal es quy también la incorporación esencialpsique afectiva de los perros y de los gatos a la llamada familia multiespecie, está imbuida dy también una seriy también dy también sentidos metafóricos a veces ambiguos y contradictorios quy también dan cuenta de la dificultad y multidimensionalidad de las relaciones humano animal. Sy también concluyy también que las personas hacen un permanenty también reconocimiento a la importancia del afecto y dy también las funciones sociales dy también estos animales, sin embargo, es limitada y muy frecuentemente equivocada la entendimiento del lugar en sí dy también los animales en la relación con los humanos, por tanto, se invita al reconocimiento dy también los perros y de los gatos como seres vivos individuales con su propia experiencia y también intereses.

Palabras clave: relación humano animal, estudios humano animal, antrozoología, animal de compañía, familia multiespecie.

Abstract: This research paper analyses thy también social constructs of the contemporary relation with cats and dogs in urban settings. In order to do this, it resorted to an ethnographic study by observing the practices kept by families towards thosy también species in various settings in the city of Bogotá. This is supported by human-animal studies in combination with a social constructionism approach. Thy también main finding is that the integration based on affection of cats and dogs to thy también so-called multispecies family is imbued of a series of metaphorical meanings, sometimes ambiguous and conflicting, which help explain the complexity and multidimensionality of human-animal relations. The study arrives to the conclusion that peoply también do continuously acknowledgy también thy también importancy también of affection and thy también social roles performed by these animals. However, a limited and often misguided understanding of the placy también of animals in their relation to humans is observed. Therefore, acknowledging cats and dogs as individual beings with their own experiences and interests is encouraged.

Keywords: human-animal relation, human-animal studies, anthropozoology, pet, multispecies family.

Resumo: Esty también artigo dy también pesquisa analisa as construções sociais do relacionamento contemporâneo com cães e gatos em contextos urbanos. Para isso, foi realizado um estudo etnográfico baseado na observação de práticas que as famílias mantêm com essas espécies em diferentes contextos da cidade dy también Bogotá. O exposto acima localiza-se no quadro dos Estudos Humano Animal em combinação com a abordagem do construcionismo social da realidade. O resultado principal é que a incorporação essencialpsique afetiva de cães y también gatos à chamada família multiespécie é imbuída dy también uma série dy también sentidos metafóricos, às vezes ambíguos y también contraditórios, quy también explicam a complexidady también y también multidimensionalidady también das relações humano animal. Conclui-sy también que as pessoas reconhecem permanentemente a importância do afeto y también das funções sociais desses animais, no entanto, a compreensão do lugar dos animais na relação com os humanos é limitada y también errada. Portanto, chama- sy también a atenção para o reconhecimento de cães y también gatos como seres vivos individuais com suas próprias experiências e interesses.

Palavras-chave: relacionamento humano animal, estudos humano animal, antrozoologia, animal de companhia, família multiespécie.


*
Perrocallejero, PachoLeonardoMontenegro


Introducción

Para muchos de los habitantes dy también las sociedades urbanas modernas, los animales dy también compañía son la forma más cercana de contacto con el mundo animal vivo. La tenencia y cuidado de mascotas (pet keeping, pet care)cuatro son fenómenos históricos, que sy también puede decir que, con contadas excepciones, son de aceptación mundial.

En la mayor parte dy también los países, especialmente en la última década del siglo XXI, el cuidado dy también mascotas se ha increcitado a niveles muy por encima del promedio histórico. En los Estados Unidos, por ejemplo, país con la mayor población de perros y dy también gatos en el mundo, para finales del dos mil quince el 4cuatro % dy también los hogares tenía cuando menos un perro (54.4 millones dy también hogares) y el 3cinco % tenía cuando menos un gato (42.9 millones de hogares) (APPA, 2016) es decir quy también en esy también país para el dos mil quince había cerca de 163.seis millones dy también animales sumando perros y gatos, cifra quy también correspondy también al 51,3 % de la población humana que actualmente es de 318.nueve millones y duplica a la población de niñas y dy también niños dy también 0-1cuatro años, quy también está cerca dy también los 6dos millones.

La anterior tendencia demográfica vieny también acompañada de cambios en los significados sociales dy también las especies compañía. Dy también acuerdo con la última encuesta efectuada por la Asociación Americana dy también Medicina Veterinaria (AVMA, 2016) la consideración dy también las mascotas como miembro de la familia en los estados unidos va en aumento, pasando del 46,nueve % en el 2001 al 63,2 % en el 2011.

Sin embargo, lo precedente hacy también parte del proceso cultural de Occidente, mientras que que, en otras partes del mundo, especialpsique en el planeta no occidental las miradas sobry también los animales, y sobry también lo quy también consideramos mascotas o especies de compañía, es diferente, un ejemplo de o sea China, en dondy también en el año 2015, sy también celebró en la provincia de Yulin el polémico festival en dondy también se consumen cerca de diez mil perros. Evento que fue condenado por organizaciones protectoras dy también animales y también hizo surgir una campaña en internet en la que un millón de personas firmaron en la página Change.org a fin de que se cancelara el festival, aunquy también muchas de las firmas provenían dy también Occidenty también (BBC Mundo, 2014). Por su parte, en diversos momentos históricos de la cultura occidental, los gatos, al igual que los perros, han sorate representados como deidades, pero también, como demonios, lo que muestra que hay diferencias en las actitudes culturales hacia estas especies y que la moderna tenencia de mascotas es solo una dy también las tendencias de la relación entry también humanos y animales.

Esta tendencia al desarrollo de la población dy también perros y dy también gatos como mascotas, sy también mantieny también en las primordiales urbes del planeta occidental en asocio a cambios demográficos y sociales. El incremento de la población humana, la urbanización, la soledad, el desarrollo dy también los estándares de vida, la disminución en el tamaño de la familia, son entre otros, factores quy también explican esty también comportamiento.

En un contexto urbano como el dy también Bogotá, y según el último estimativo poblacional realizado en el año 2013, se mostró que en la ciudad existían para ese instante cerca dy también 935.384 perros y 334.666 gatos, cifras quy también corresponden a un perro por cada 7,8siete personas y un gato por cada 2dos (Secretaría dy también Salud de Bogotá, 2013). Al comparar esta cifra con el censo anterior, efectuado en el año 2005, en dondy también existía un perro por cada nueve personas y, un gato por cada 48 personas, sy también percibe un incremento poblacional muy importante. Lo precedente aun teniendo en cuenta las diferencias metodológicas de los dos procedimientos y la posibly también subvaloración del dos mil cinco respecto al año 2013.

Con el ánimo dy también conocer caempleas y consecuencias del incremento de la posesión dy también perros y de gatos como animales de compañía en Bogotá y, además, conocer los significados y modos de relación quy también se establecen con estas especies, realicé una investigación de carácter cualitativo para responder a la siguiente pregunta: ¿Cuáles son los edificios sociales que subyacen a la relación humano-animal dy también compañía en Bogotá? La investigación procuraba dy también manera general establecer nexos con la salud pública y con el bienestar animal para entender inconvenientes entre otros muchos como las zoonosis, las mordeduras, el abandono y el maltrato animal. En este artículo sy también pretendy también mostrar la una parte de las construcciones sociales quy también subyacen a la relación entry también humanos y animales de compañía.

En el proceso dy también investigación sy también seleccionaron tres ámbitos para el análisis dy también las relaciones mencionadas: el doméstico, el económico y el público. El doméstico–referdesquiciado a la comunidad, la familia y sus extensiones vecinales–, en dondy también dy también manera cotidiana se cuidan o se convive con animales de compañía. El económico como el espacio en dondy también el mercado, en un caso así de productos y servicios para mascotas, establecy también unos lineamientos en la relación humano-animal, y el público en dondy también el animal y sus prácticas salen de la esfera privada para involucrar a otros actores de la sociedad y del Estado.

La aproximación disciplinar la realicé desde los Estudios Humano-Animal (antrozoología), interesados en el reconocimiento del animal en sí y de su interacción con los humanos en diversos áreas y escenarios, desde el construccionismo social de la realidad y desdy también la epidemiología sociocultural como disciplina quy también apunta a comprender el proceso salud/enfermedad como un asunto dy también raíces y derivaciones sociales. En este artículo se presentan resultados parciales dy también la investigación, especialmente los relacionados con el campo doméstico. Quedan para otro espacio los resultados concernientes al ámbito económico y público y sus aplicaciones en salud pública y en bienestar animal.

Enfoque conceptual

El enfoque conceptual para dar contestación al inconveniente de investigación, fuy también primeramente los Estudios Humano Animal (EHA), también conocidos como antrozoología. A continuación, sy también explican ciertas categorías que hicieron party también del análisis: relación humano animal, animal dy también compañía y cuidado animal y posteriormente, sy también explica el sentido de los EHA para el análisis dy también estas categorías. Lo anterior teniendo como fundamentación teorética el construccionismo social dy también la realidad, para dar contestación al carácter dy también la pregunta de investigación.

Relación humano-animal. Reconocimiento del desarrollo histórico dy también una seriy también dy también transacciones consecuencia de convenciones, hábitos, prácticas y rituales, quy también han orate configurando diferentes maneras dy también relacionarse con los animales. Es esencial diferenciar la categoría relación dy también la interacción y del vínculo humano animal. La interacción por su parte se limita a las acciones particulares y cotidianas quy también sy también dan entry también seres de igual o dy también diferente especie. En cuanto al vínculo, hay que tener en cuenta quy también no todas las relaciones e interacciones entry también humanos y animales implican vínculo afectivo, puesto que algunas de estas son purapsique utilitarias. El uso de la categoría vínculo atañy también a las implicaciones afectivas que surgen en ciertas relaciones entre humanos y animales.

Animal dy también compañía. Entry también las posibilidades de especies para investigar se encontraban los animales de producción, los animales silvestres y las especies compañía; opté por estas últimas, pues por medio de la relación que sy también establece con ellas se puede leer además de la dimensión económica y política, la dimensión simbólica atravesada por el afecto en contextos urbanos. Se seleccionaron dos especies en particular: perro y gato dada su popularidad, su frecuencia dy también posesión y derivado dy también lo anterior, su representación como problema dy también salud pública y dy también bienestar animal.

Autores como Serpell (1996) y Haraway (2003), rechazan el término mascota muy en línea con la crítica al apreciado dy también dominación y control expresado por Tuan (1984), término que en algunos espacios académicos y sociales ha sdesquiciado sustituido por el dy también animal dy también compañía reflejando un cambio de actitud cara este tipo de animales.

Cuidado animal. Prácticas dirigidas a la atención dy también las necesidades dy también los animales dy también compañía, pero también, incluyy también la práctica en sí dy también tener un animal, o sea que esta categoría abarca el acto mismo de decidir llevar un animal a casa y cuidar de él, asimismo conocloco como «tenencia» (entry también comillas por el sentido utilitario dy también la palabra). En inglés los términos correspondientes son pet-keeping y pet cary también prácticas crecientes en usa y determinados países Europeos desde la segunda mitad del siglo xx asociadas a la afluencia económica, tiempo libry también y cambios en la estructura del hogar (Fox, 2006).

Desdy también una conceptualización más amplia del cuidado, este incluyy también todas las actividades desarrolladas por la humanidad para la conservación no solo de la vida humana sino de la naturaleza tal, como Berenicy también Fisher y Joan Tronto, teóricas feministas, lo definen:

Actividad característica dy también la especiy también humana quy también incluyy también todo cuanto hacemos para conservar, seguir o reparar nuestro «mundo» de forma que podamos vivir en él lo mejor posible. Este planeta incluyy también nuestros cuerpos, nuestrasindividualidades (selves) y nuestro ambiente queprocuramos entretejer de manera conjunta en una red compleja quy también sostiene la vida (Fisher y Tronto citadas por Tronto, 1993, p103).

Tu lees esto: Pessoas que se relacionam com animais

Podemos inferir quy también la anterior definición incluye a la naturaleza, al ambiente y al animal, es decir, que desde esta perspectiva el cuidado sy también refiery también a la interacción entry también humanos, pero también con el ambiente.

El cuidado animal tiene distintos consideraciones: puedy también ser visto como una práctica, pero también, como una disposición; es decir, como actividad dy también cuidar que incluye el quién lo hace, de qué manera y por qué. Dy también modo tal, que cuidar tendría aparte de su inherente dimensión práctica, una dimensión moral que considera todo lo que contribuye a mantener y preservar la vida. El cuidado animal en esta investigación no pertenece exclusivamente al ámbito individual, sino más bien que supuso una organización social que implica al mercado, al Estado y a la sociedad.

Los Estudios Humano Animal (EHA). Estos estudios sy también interesan por entender a los animales y a sus relaciones con la sociedad desde distintos aproximaciones, como la historia, la antropología, la sociología, la psicología, la geografía, el arte, los estudios literarios y la filosofía, entre otras. De acuerdo con Shapiro (2008), sy también busca entender las relaciones humano animal presentes y pasadas, y también investigar todos y cada uno de los aspectos dy también nuestro encuentro con otros animales, tratándolos con su propia experiencia y también intereses, no solapsique como artefactos culturales, símbolos, modelos o mercancías en un planeta centrado en el humano, sino más bien como criaturas sociales.

Los EHA son una dy también las disciplinas quy también han surgorate en los últimos treinta años en el sector académico. Conforme DeMello (2012), similar a como surgieron los estudios dy también género y los estudios afroamericanos alrededor de los movimientos por los derechos civiles, los EHA han crecido paralelo a los movimientos dy también protección animal5. La publicación de dos grandes textos de carácter filosófico:

Liberación animal de Peter Singer (1975) y El caso de los derechos animales de Tom Regan (1983), llevaron al incremento del interés por el tema animal entre académicos y todo tipo de público; de hecho, el crecimiento de los EHA en la academia en la última década, gira en torno al trato ético a los animales (DeMello, 2012).

Fuera del discute filosófico, en las décadas siguientes otras áreas comenzaron a redactar acerca de los animales, actualpsique los académicos dy también los EHA proceden dy también diferentes áreas del conocimiento y se caracterizan por usar datos, metodologías y teorías de múltiples disciplinas como, por ejemplo, perspectivas teóricas como el feminismo o la teoría marxista.

de este modo como la antropología sy también caracteriza por su aproximación holística dy también la condición humana (desdy también lo biológico, cultural, social y el lenguaje), los EHA asimismo pretenden ser holísticos al interesarsy también por estudiar las construcciones, usos e interpretaciones de la relación humano animal en diferentes contextos; tal es el caso del uso literario y artístico dy también los animales, el uso como símbolos en la religión y el lenguaje, el uso en la agricultura y también investigación biomédica y también, el estudio dy también las personas quy también trabajan con animales (DeMello, 2012).

Académicas dy también los EHA como es el caso de la antropóloga Barbara Noske en su escrito sobry también la cuestión animal en antropología, critica el desinterés dy también las ciencias sociales por estudiar los animales, para ella, estas ciencias tienden a representar la discontinuidad entre los seres humanos y los animales (Noske, 1993). En el mismo sentido, Flynn (2008) considera que la sociología, al centrarse en las diferencias entry también los humanos y otros animales, ha perdloco de vista todo cuanto compartimos con ellos. Sin embargo, aunque es mucho menor el interés dy también la sociología por el estudio dy también los animales comparado con el dy también la antropología, recientemente ciertos sociólogotipos se vienen comprometiendo con los EHA, lo que es entendible, en tanto que si el interés dy también la sociología es estudiar a los humanos como seres sociales; conceptual y metodológicamente, esta disciplina asimismo sy también puede enfocar hacia el estudio de otros animales en el contexto de la sociedad humana.

Para DeMello (2012), las tres grandes teorías sociológicas pueden aportar al estudio dy también las relaciones humano-animal. En opinión de la autora, desde el funcionalismo, por ejemplo, se pueden examinar los roles de los animales en la sociedad humana y las bases para las actitudes humanas cara ellos; la teoría del conflicto puedy también ser utilizada para valorar la explotación dy también los animales con fines económicos y el interaccionismo simbólico para observar como los animales construyen el mundo social y estudiar la interacción con los humanos y su significado.

A diferencia dy también lo que ocurre con la sociología, en la antropología los animales han estado presentes ya sea como lentes para el estudio del comportamiento humano y de la evolución, como recursos en los sistemas sociales y económicos humanos, como símbolos o como una parte de identidad cultural y personal (Mullin, 1999).

Para Mullin (1999), los antropólogotipos se han interesado en investigar los seres humanos y sus relaciones con otros como los animales incluyendo significados, modos de clasificarlos y modos dy también usarlos. Un ejemplo que presenta la autora es la explicación dy también Marvin Harris de las vacas en la India; en su opinión esta es una aproximación económica y utilitaria dy también la antropología en contrasty también con las aproximaciones simbólicas. Para Mullin (1999) el interés actual está en conocer como las categorías duales se relacionan con prácticas sociales y como ellas cambian con sistemas dy también poder, inequidad y sistemas dy también valor. También, ella reconoce quy también algunos antropólogotipos se han interesado por integrar perspectivas del orden económico, ecológico, estructuralista o simbólico en relación con las prácticas.

Una dy también las críticas de los académicos de los EHA hacia el acercamiento a la cuestión animal de la antropología es su carácter antropocéntrico. Esta crítica se refiery también a la restricción dy también la posesión dy también cultura exclusivamente a los humanos y a la limitación del interés del estudio de los animales únicamente como seres biológicos que subyacen a la edificación dy también la identidad humana y a su desarrollo social, cultural y económico. Pese a esta crítica, la antropología cultural es muy esencial en el desarrollo de los EHA puesto que rechaza el reduccionismo objetivista y permity también la representación del otro como histórica y socialmente contingente, ideal para entender el papel dy también los animales en la sociedad humana (DeMello, 2012).

Los EHA no solo se han desarrollado en el sector académico, también, sy también rebrinca su desarrollo en la comprensión y solución de problemas derivados de la relación humano animal. Entre estos problemas se destacan la legislación para la tenencia dy también perros dy también razas «peligrosas», el abuso animal, la acumulación dy también animales, las mordeduras, el abandono, la terapia asistida con animales, el análisis de la influencia dy también los medios en las actitudes cara los animales, el bienestar animal y el impacto en resoluciones policivas y legislativas quy también tienen que ver con los animales (DeMello, 2012).

El construccionismo social. Preguntarse por las edificaciones sociales de la naturaleza y particularmente de los animales y dy también los modos dy también relación humano animal, es dar cuenta no solo dy también las representaciones sociales, sino dy también las prácticas derivadas de esas representaciones. Dy también tal forma quy también en estos distintos escenarios sy también indagó por las edificaciones y prácticas sociales quy también los transitan. La construcción social sy también ordenó bajo la noción de quy también ciertas actitudes y creencias son co-constitutivas de la percepción dy también los conjuntos sociales sobre la realidad (Berger & Luckman, 1991).

entender que la lógica quy también opera en la relación humano animal es construida socialmente por los sujetos y que no está fuera, sino más bien quy también es modificada y significada por ellos mismos y por los conjuntos sociales, es avanzar desde el antropocentrismo de la antropología, la sociología, la salud pública o el zoocentrismo del animalismo, hacia el edificio dy también un marco de interpretación cultural.

Metodología

El enfoquy también propuesto requería de otra manera dy también indagar, dy también modo que, siguiendo la pregunta de investigación, el acercamiento al ámbito dy también estudio lo realicé desde los principios dy también la investigación cualitativa. Específicamente el procedimiento etnográfico, teniendo en cuenta que sy también considerarían dimensiones del planeta simbólico, de los afectos, de los imaginarios y dy también las representaciones sobry también las concepciones de lo animal y dy también lo humano, sobre la tenencia animal y sus prácticas de cuidado, sobry también la relación dy también la sociedad con los animales incluido su trato, así como sobre las concepciones de salud y dy también riesgo. Todo esto en tensión con un contexto político y económico específico.

Por tanto, se redeseaba de una metodología que permitiera esta clase dy también aproximación y, además quy también tuviera en cuenta la participación no solo del ámbito salud, sino más bien de los diversos actores que tienen quy también ver con el inconveniente planteado y para el caso específico de la presenty también publicación a quienes participan en la constitución dy también la relación humano animal en el ámbito doméstico.

Las percepciones y representaciones de la relación, del animal y de su cuidado en el ámbito doméstico, fueron documentadas principalmente por medio de observación de prácticas, en un ejercicio de trabajo dy también ámbito quy también consistió en el acompañamiento a 13 familias en sus prácticas cotidianas con los animales de compañía. A la par, y siguiendo el criterio dy también punto dy también saturación de la muestra realicé 17 entrevistas dy también carácter semiestructurado, tres sondeos y 3 conversatorios. Los lugares dy también indagación se seleccionaron dy también acuerdo con los objetivos del estudio, la aceptación y facilidad de ingreso y la dinámica propia dy también la investigación, en este último sentido de vez en cuando lugares y actores fueron referenciados por los mismos participya antes del estudio en efecto bola dy también nieve.

El contenido del diario de sector se transcribió en un documento dy también Word para luego ser incluido en la base de datos del software para análisis dy también datos cualitativos Atlas.Ti versión 6.0.15. Las entrevistas fueron grabadas, transcritas y procesadas con este mismo programa, como el análisis documental. La interpretación de categorías sy también efectuó mediante análisis dy también contenloco y triangulación de fuentes. El control de sesgos lo realicé a través de la definición de categorías concretas y también independientes, transcripciones completas y sin editar para mantener la fidelidad dy también las expresiones, la busca y contrasty también de diversos fuentes, el registro de observación hecho por terceros y también, a través de la devolución parcial a los entrevistados para corroborar la incapacitación suministrada.

ciertos resultados

Cuidar dy también un perro o dy también un gato por simply también placer y acompañar esty también hábito con una serie de prácticas, tieny también sus raíces en la Inglaterra victoriana dy también mediados del siglo XIX, especialpsique entry también la aristocracia y, posteriormente como hábito popularizado entry también el muy habitual dy también la población por múltiples razones, una de ellas, la imitación o emulación que las clases obreras hacían de los pasatiempos de los ricos (Ritvo, 1987).

Fenómenos sociales como la urbanización, muy en relación con los procesos de industrialización, asimismo contribuyeron a fin de que con cierto airy también dy también «romanticismo» por el mundo natural, animales como los perros y los gatos fuesen poquito a poco aceptados como party también del naciente contexto urbano, claro está, lo anterior unorate a funciones útiles que estos animales asimismo podían cumplir.

a fin de que todo esto llegara a ocurrir en una cultura occidental antropocéntrica y teocéntrica, estas especies tuvieron que pasar por toda clase de representaciones humanas y evidentemente dy también prácticas derivadas de las mismas. Es de este modo como transitando entry también dioses y demonios, perros y gatos fueron en ocasiones adorados y hasta santificados, mas especialpsique y en la mayor parte de las ocasiones lapidados, quemados o ahogados antes de llegar a constituirsy también en lo quy también me atrevo a llamar el mito dy también la mascota dy también mediados del siglo XIX. Como todo mito quy también se debate entre el bien y el mal, el de la mascota también surge en ese mismo debate, y, como veremos ahora que pasemos a explicar los descubrimientos dy también la relación moderna en un contexto urbano como el de la urbe dy también Bogotá, esta tendencia se mantiene, aunquy también enriquecida con nuevas reconfiguraciones de la relación humano animal.

En Colombia el surgimiento y la popularización dy también los perros y dy también los gatos como mascota y como especies compañía, asimismo vieny también unido al proceso dy también urbanización del país6. Perros y gatos hacían parte del contexto rural, incorporados y representados especialmente desdy también su función útil ya fuera como guardianes, pastores, controladores de plagas o también como acompañantes de caza. Hacia la década de los años 60 del siglo XX, Colombia comenzó un proceso acelerado dy también urbanización; durdado este proceso, perros y gatos fueron quedando vinculados a las ciudades, también en un comienzo por sus funciones útiles, en un nuevo contexto donde la vigilancia dy también las residencias y el control de plagas por aspectos de higiene se iban haciendo poco a poco más necesarios.

mas en sus inicios, estas especies no estaban absolutamente vinculadas a los espacios humanos, dormían por fuera dy también las casas o en algún patio o terraza apartada dy también la familia. Entonces, en un contexto como el dy también la urbe de Bogotá ¿de qué manera perros y gatos han llegado a conquistar un espacio tan íntimo como el dormitorio humano? Y en contraposición ¿de qué forma se explica a su vez la presencia de prácticas como el abandono y el maltrato animal? ¿qué roles sociales sy también les han asignado a estas especies? A continuación, presentaré ciertos hallazgos quy también van a ayudar a dar contestación a estas y otras preguntas en la entendimiento dy también las contemporáneas construcciones sociales que atraviesan a la relación con las especies compañía.

Un descubrimiento central de la investigación y como categoría emergente, fue reconocer que, de la misma manera que lo expresado por Beck & Katcher (2008), la relación con los animales dy también compañía en el campo doméstico está constituida en gran una parte de metáforas. De pacto con Lizcano (1999) la metáfora aparte de actividad merapsique lingüística es una actividad en la quy también sy también devela el contexto y la experiencia del sujeto social; sujeto que está histórica y socialpsique ubicado y quien, además, se dirigy también a un oyenty también concreto, en una situación concreta. Es por esto con lo que hy también organizado los descubrimientos desde la metáfora como analizador social (Lizcano, 1999) tanto dy también conceptos como dy también percepciones, imaginarios y de prácticas.

El otro hallazgo esencial fue el reconocimiento de que, en la construcción del notado metafórico, coexisten una serie de ambigüedades y contradicciones quy también persisten en la significación y el trato cara los animales. Veamos estas categorías en el contexto dy también la investigación entrelazadas desde: los significados del animal, las prácticas dy también cuidado y, las explicaciones de la «tenencia» de perros y dy también gatos en las familias dy también la ciudad.

Ver más: Como Fazer Queimadura Parar De Arder, 6 Dúvidas Comuns Sobre O Que Fazer Na Queimadura

Los perros y los gatos: ¿personas, animales o mascotas?

Hablando dy también las mascotas, de los perritos, ya para uno no es el animal común y corriente, llegan a formar un miembro más dy también la casa, es la persona que hay que cuidar, es la persona quy también a uno ly también da cariño, quy también está ahí, quy también lo protege y al unísono uno los protege <…>. Para poder decir quy también un animalito es compañía primeramente deben de gustarme mucho, verlo como un miembro más dy también la familia quy también yo sé que hay que alimentarlo, cuidarlo, estar pendiente de su salud7.

Uno dy también los aspectos a resaltar es la manera como las personas respondieron a la pregunta ¿qué es un animal dy también compañía? En sus significaciones se evidenció cierta renuencia al uso dy también nominaciones constituyentes dy también contestaciones enciclopédicas tipo «un animal se define como…»; más bien, la respuesta viraba hacia las emociones que despiertan los animales en los sujetos, pasando de la definición per se, a la significación del animal, como puede leerse en el anterior fragmento de entrevista. Y es quy también la pregunta en sí misma implica definiciones de animalidad que a su vez son constituidas en la frontera con la humanidad y que no por nada han ocupado buena party también del debate filosófico y científico. Ya Ingold (1988) en su texto ¿What is an animal?, nos advertía sobre el despliegue emocional que tienen las ideas acerca de la animalidad, lo que a su vez expony también aspectos altamente sensitivos y también inexplorados dy también nuestra propia humanidad.

Sin lugar a dudas, lo quy también más se destaca en la relación con los animales dy también compañía es el afecto, tanto dy también los humanos hacia los animales como dy también los animales cara los humanos. Destacamos entonces en primer lugar, una relación afectiva totalmente auténtica que a la vez es multidimensional. El mundo de las emociones humanas ya dy también por si es complejo, ahora, acercarse a las emociones animales lo es todavía más. En este último punto, aunquy también la investigación no buscaba evidencia científica dy también las emociones animales, si tuvo en cuenta consideraciones generales acerca del lugar dy también los animales en la relación, especialpsique desdy también el bienestar como demostración de una relación equilibrada. En todo caso y teniendo en cuenta quy también la pregunta dy también investigación estaba dirigida a las construcciones sociales de la relación, gran una parte de los resultados están orientados al apreciado humano, como es lógico sin desconocer las derivaciones en el cuidado y en el bienestar animal de estas construcciones.

El sentido metafórico, en ocasiones equívoco y contradictorio, hace parte de esa dificultad dy también la edificación de las emociones humanas, y es allí donde toman lugar significaciones dy también los perros como: mascotas, personas, compañía, miembros dy también la familia y animalitos necesitados dy también cuidado, como en el caso del fragmento de entgaceta anterior. Significaciones quy también sy también recogieron desdy también las distintos fuentes de información y quy también también estuvieron presentes, aunquy también con otras particularidades, para el caso de los gatos. ¿Qué podría significar exactapsique afirmar que un perro o un gato sea una persona o que sea un miembro dy también la familia? Persona y familia están estrechamente ligadas y fuy también común localizar estas dos categorías juntas, casi quy también una explicando la otra. Expresiones como por poner un ejemplo «es quy también es una personita más de la familia» denorganización del tratado del atlántico norte –alén de dotar literalpsique al animal de todas y cada una de las cualidades humanas– una necesidad de expresar quy también el lugar del animal es la familia y que un perro o un gato está al mismo nivel que cualquiera dy también sus miembros personas, siendo la familia el núcleo social más importante defindesquiciado en buena medida por relaciones de parentesco y en donde habita el cuidado, la compañía y el intercambio de afectos.

El cambio más relevante en la relación humano animal contemporánea, es entonces la significación del perro y del gato como miembros dy también la familia. Sin embargo, hay que dejar claro que el reconocimiento dy también la compañía como la característica principal dy también la relación con estas especies siempre ha existido, tanto así, quy también se han encontrado tumbas humanas acompañadas por restos de perros o dy también gatos. Un importante hallazgo arqueológico efectuado en 1978 y que data aproximadamente dy también 12 mil años ya antes dy también la era común, apunta a un posible compañerismo entry también un humano y un perro en el norty también de Israel. Sy también trata de un entierro que muestra los restos dy también un humano con su mano sobre el hombro dy también un perro, esto podría significar que tenían una estrecha relación y que sy también quería quy también prosiguiera dy también esa manera durfrente a la muerty también (Clutton-Brock, 2012).

mediante las prácticas, las y los cuidadores establecen relaciones muy estrechas quy también denorganización del tratado del atlántico norte la identificación de estas especies como familia. Semejante a otros estudios (Beck & Katcher 2008; Cohen, 2002; Fox, 2006; Johnson, 2009; Power, 2008; Serpell, 1996), buena parte de las y los participantes tendieron a ver a los perros y a los gatos como hijos o como sustitutos dy también los niños; otros, los describen como hermanos y en determinados casos, como amigos, compañeros o cómplices (Figura 1).


*
Figura1. Significados de los animales de compañía.Fuente.elaboración propia

La definición dy también familia y de animal es algo subjetivo y variably también según cada cultura, y envuelvy también asimismo ideologías de cada instante histórico. El término «tradicional» de la familia humana ha cambiado, ahora aparte de las familias conyugales, existen muchas otras formas de unión quy también también son categorizadas como familia. El reconocimiento dy también esta pluralidad de las relaciones, de este modo como de las diferentes manifestaciones del afecto, ha llevado a la ampliación del término de familia. Teniendo presente quy también asimismo se establecen vínculos afectivos con otras especies, sy también vieny también reconociendo a los animales dy también compañía como una parte de la denominada familia extendida y es a lo que se le conoce como familia multiespecie. Es decir, estimar a otras especies como los perros y como los gatos haciendo parte de las diferentes formas de familia humana. Este reconocimiento sy también da especialpsique en el terreno de lo social y dy también lo cultural, mas poquito a poco asimismo en el campo de la jurisprudencia y de allí a algunas resoluciones dy también carácter administrativo como lo relacionado, por ejemplo, con la custodia de los animales dy también compañía en casos dy también disolución dy también la sociedad conyugal.

Esta categorización del animal como compañero o como miembro de la familia deriva en una seriy también dy también prácticas, en su mayoría afectivas, tal y como sy también denota a continuación:

Esta es la primera visita que realizo a esta familia, son dos hermanosmujer y hombry también de mediana edad quienes viven en un conjunto deapartamentos de un lugar muy reputado dy también la ciudad. Tienen 4 perros muybonitos, todos recogidos de la calle. El día de hoy los he acompañado en susrutinas diarias con los animales: alimentar, pasear, consentir, educar. My también han contado como son las visitas al veterinario y a la peluquería, porqué ya no pagan paseadores ni guardería, asimismo my también cuentan de qué manera hacen para sostener el piso limpio y como han constituorate un conjunto dy también amigos de los perros a través de una red social con determinados vecinos. Son casi las nuevy también dy también la noche, aunque noes hora, los hermanos se apresuran porque quieren mostrarme el ritual quy también hacen antes de que los animales vayan a dormir: sacan los pijamas, my también muestran los diseños quy también tienen, se los van colocando uno a uno, los perros ya conocen el ritual y no oponen ninguna resistencia, baten sus colas en señal dy también que se sienten cómodos. Luego, me muestran el lugar dondy también losperros duermen, los perros duermen en el mismo cuarto, dos con ella y los otros dos con el hermano. Yo tengo que salir, ellos son muy amables y desean proseguirse conversando, les agrada mucho hablar acerca desu relación con los perros8.

El precedente registro del diario de sector deja ver la construcción dy también la relación humano animal desdy también las prácticas cotidianas dy también cuidado y también, da cuenta de las relaciones quy también se establecenentre humanos mediante los animales y entre animales mediante los humanos. De este modo mismo, dacuenta dy también de qué manera desde las prácticas losanimales van tomando un lugar en los diversos géneros de familia humana. Lo anterior, en un contexto dy también un estrato socio económico alto de la ciudad, situación quy también sy también repity también en otros contextos como a continuación se muestra en un fragmento dy también entgaceta en un distrito de estrato bajo. Frente a la pregunta ¿de qué manera cuida a la gata? una mujer jovenresponde:

pues a ella cada mes la baño con agua tibia, la estoy mirando por ahí quy también no tenga pulguitas, puesto que cuando tengo por ahí buena plata le traigo bastanty también comida y una vez que puedo le compro lechecita quy también es lo quy también más le gusta, en el momento en que puedo lecompro sus whiskas y siempre ly también estoy hablando y consintiendo9.

Ver más: Dez Jogos De Meninos De 18 Anos Ou Mais, Jogos De Adolescente No Jogos 360

Otro hallazgo fuy también el hecho del reconocimiento de la singularidad o algo de este modo como la personalidad animal y, por tanto, el establecimiento dy también relaciones únicas e irrepetibles con cada perro o con cada gato. Dy también manera quy también no sy también trata de otro miembro más de la familia sino más bien de un integrante con nombre propio al que sy también ly también reconoce como ser individual. Lo precedente es muy importante en tanto que por un lado marca diferencia entry también la condición dy también las especies de compañía y la condición de otras especies como los animales de producción o los silvestres a quienes sy también les significa y trata como conjunto y no como seres particulares. También, pues da algún espacio para el reconocimiento del animal como ser con sus esperanzas e intereses en la relación quy también el establecy también con los humanos.

Para entender que otros elementos además de esto del afecto estarían incorporados en el término dy también familia multiespecie, indagué por las explicaciones dy también la «tenencia» animal y my también encontré con el reconocimiento en las especies de compañía de una seriy también de «funciones» sociales e individuales (Figura 2). Una dy también ellas la del soporty también social, es decir, la ayuda del animal para lidiar con la soledad urbana y asimismo soporty también por el hecho de que sy también reconocen en los animales, especialpsique en los perros, funciones como «lubricantes sociales» para facilitar relaciones interpersonales en tanto que muchas conversaciones entry también vecinos se inician por los animales. También se les reconocy también como educadores, esto más que todo en las familias quy también tienen hijos pues consideran quy también tener un animal dy también compañía les va a ayudar a los jóvenes a ser responsables, a sensibilizarse con el mundo natural y a ser hermanables. El animal terapeuta asimismo hacy también parte de estas explicaciones, es aquel que ayuda con la tristeza, el stress y la enfermedad y en quien sy también pueden depositar muchos secretos sin todas y cada una de las complicaciones humanas. Explicaciones derivadas del estatus y de el edificio dy también la identidad humana también estuvieron presentes. Tener una raza dy también perro porque por medio de ella supongo tener una ubicación y reconocimiento social, mas también, porque de manera individual identifica mi personalidad; o tener un gato porque representa mi manera dy también ver la vida, fueron descubrimientos quy también develan sentidos sociales, culturales e individuales dy también la «tenencia» animal.